A los seres capaces de amar mis alebrijes tallados con el filo de impiadosas palabras. A tantas orfandades a llaga descubierta habitando intemperies en mitad del despojo. Al país de las nubes, su filiación de piedra, su pueblo hospitalario, sus mujeres poetas.


© Norma Segades - Manias
Enero, 2004
Imagen de tapa: Óleo "Manifestación", Antonio Berni

7 comentarios:

Lina Zerón dijo...

“Norma Segades es una mujer de temple y garra que tiene prohibido renunciar a la poeta que vive en sus entrañas, a pesar de los obstáculos. Es una poeta bien plantada que desea libertad para su gente, que presta su voz al marginado, a los que sufren, a los que tienen hambre. En este libro, encontró Musas en el brillo de poemas de otras poetas hermanas. Le damos gracias por regalarnos su talento.” Lina Zerón (escritora – editora - México)

Carla Vidal dijo...

“Al igual que W. Benjamin puedo decir que gracias a Norma me he salvado un poco del olvido, mezclada en el canto de sus palabras que me recuerdan a mí misma pero a la vez me transforma en engranaje, en partecita de una identidad mucho mayor que me acoge y me sostiene, y desde donde, orgullosa, puedo decir que soy latinoamericana.” Carla Vidal (escritora – actriz - Chile)

Lety Ricárdez dijo...

“Norma Segades ha creado una joya que estremece. La estructura de sus versos impacta. Visualmente figuran la toma de un electrocardiograma, el del corazón de quien lee. De esa manera palpita éste conforme va introduciéndose en ellos. Producen taquicardia, suspenden la respiración o la restauran en el lapso de un suspiro.” Leticia Ricárdez (escritora - México)

Liz Durand dijo...

“Los versos de Norma muerden, como la verdad. Hacen sentir más cerca la otra mano, hacen que la esperanza sea una sábana tendida al aire, henchida de luz. Sus versos detienen a la llaga para ponerla con ternura en nuestros ojos, sin la estridencia de pus que los lastime. Así, su libro es una de las cuentas en este dolor universal, collar que ciñe corazones y conciencias. Mi admiración por ese manejo cirujano del lenguaje, y sobre todo, por esa comunión con el dolor que nos iguala.” Liz Durand (escritora - artista plástica - México)

Lourdes Vázquez dijo...

“Los alebrijes de Norma danzan un baile de sobrevivientes sin máscaras. Aún más, sobre baldosas desarrolla una poesía desgarrante, como nuestro continente.” Lourdes Vázquez (escritora - Puerto Rico - Estados Unidos)

Silvia Delgado Fuentes dijo...

“Los poemas de Norma me han parecido geniales, podría decir que son la radiografía de una ciudad no imaginaria, que está aquí o en otro lado, en cualquier lugar del planeta. Puedo decir que cada uno de sus personajes, desde hoy no anónimos, pululan incomodando, recuperando sus nombres, apellidos, nacionalidades. Algunos me han estremecido porque los he conocido desde siempre: los mismos puentes, el mismo color amarillo, las mismas entreabiertas ventanas, las mismas vulvas, las mismas orfandades. Sigo pensando que sus versos son extremadamente complicados e inquietantes, sigo pensando que no tiene piedad con el lenguaje, que pone en ellos toda su furia y su destreza, especialmente cuando describe al delincuente, a los drogadictos, a los ciudadanos, a la hambrienta, al mendigo viejo, (este poema creo que es el mejor de los poemas por mí leídos nunca, el más estremecedor). Pero la escritora, la idealista, los jubilados, el demente, son terribles, honestos... son la verdad.” Silvia Delgado Fuentes (escritora - Euskal Herria)

Esther Andradi dijo...

“Norma Segades Manias hace del encadenado y desencadenado de poesía un arte. Como las bisabuelas bordadoras que se pasaban los puntos unas o otras, la poeta santafesina toma de sus colegas la letra, la punta del ovillo, y desenreda, organiza, estructura con fabuloso oficio sus "alebrijes", aquellos que aprendió a mirar, sí, a sentir en México. Treinta y dos poemas hilados a partir de la palabra de otras treinta y dos poetas: Pinceladas de Munch, monstruos del Bestiario, descarnados trazos de Otto Dix. Miseria, gozo, el dolor de ser o la piedad, los filosos alebrijes de Segades - Manias cortan el rostro. Cualquier cosa menos el olvido.” Esther Andradi (escritora – periodista – Argentina – Alemania)

Acerca de la autora

Acerca de la autora
Palacio de las Bellas Artes - México DF (2003)

Biobibliografía

Norma Segades Manias, Santa Fe, Argentina, 1945. Ha escrito *Más allá de las máscaras *El vuelo inhabitado *Mi voz a la deriva *Tiempo de duendes *El amor sin mordazas *Crónica de las huellas *Un muelle en la nostalgia *A espaldas del silencio *Desde otras voces *La memoria encendida * A solas con la sombra *Bitácora del viento *Historias para Tiago y *Pese a todo (CD) En 1999 la Fundación Reconocimiento, inspirada en la trayectoria de la Dra. Alicia Moreau de Justo, le otorgó diploma y medalla nombrándola Alicia por “su actitud de vida” y el Instituto Argentino de la Excelencia (IADE) le hizo entrega del Primer Premio Nacional a la Excelencia Humana por “su meritorio aporte a la cultura”. En el año 2005 fue nombrada Ciudadana Santafesina Destacada por el Honorable Concejo Municipal de la ciudad de Santa Fe “por su talentoso y valioso aporte al arte literario y periodismo cultural y por sus notables antecedentes como escritora en el ámbito local, nacional e internacional”. En 2007 el Poder Ejecutivo Municipal estimó oportuno "reconocer su labor literaria como relevante aporte a la cultura de la ciudad".

Datos personales