A los seres capaces de amar mis alebrijes tallados con el filo de impiadosas palabras. A tantas orfandades a llaga descubierta habitando intemperies en mitad del despojo. Al país de las nubes, su filiación de piedra, su pueblo hospitalario, sus mujeres poetas.

Contra la indiferencia.

(Prólogo 2ª edición – Universidad Tecnológica Nacional – Argentina)

Norma Segades – Manias ha escrito un poemario contra la indiferencia. Nos presenta un canto triste, una descripción atinada y salvaje, un dolor intenso, inmenso, hecho jirones. Mece, en sus brazos de noble poeta, la realidad sangrante que contempla. Cultiva su remota y diminuta esperanza en frases, en palabras que pugnan por salir triunfantes del espanto.
Nos habla desde la áspera realidad que ella contempla pero no olvida las caricias ni las utopías.
Con desnudez inusual de mujer, de ciudadana irredenta, señala dónde están las llagas, los golpes; dónde rompió un día la ternura el rostro de la indecencia.
Norma Segades – Manias va más allá de la poesía, atreviéndose a desmenuzar con paciencia de condenado, la sociedad huérfana de alegrís en la que ella crece y espera.
Así nos habla de tú a tú. Mirándonos a los ojos. Y nos demuestra que nadie permanece inalterable después de dejarse atravesar por estos versos, porque en ellos hay ese algo excepcional, esa verdad lacerante que atraviesa los siglos, los países, los idiomas.
Los poemas que forman este libro van precedidos de un epígrafe escrito por mujeres poetas que ella conoció en el País de las Nubes, México, en noviembre 2003.
Creo que estos epígrafes son utilizados como muro protector, como escudo tras el cual poder alejarse, quizás un poco, de ese dolor larvado durante años en su país, y así poder analizar desde otros ojos, desde otras filosofías, desde otras realidades, la suya propia.
Se autoriza, de esta manera, a entrar en su casa sin tocar la aldaba, sin rasgarse los nudillos clamando a voces la entrada. Y así, a horcajadas de la infamia, cabalga azotando sus flancos implacables, da de beber a la esperanza y se desgarra el pecho mientras canta.
Probablemente yo fui testigo de esta preñez insólita. Probablemente Norma urdió estos versos mientras la rebeldía despertaba su sueño de fronteras y clamaba en alta voz la necesidad de unir pueblos y pobrezas.
Probablemente.
O quizás estos versos nacieron antes, mucho antes, mientras dios y sus acólitos jugaban a los dados y el mundo se moría de a poquitos, bostezando su indiferencia.
Quizá.
Lo que sí sé con certeza es que estos poemas son ciertos. No existe, desgraciadamente, en estas líneas, lugar para la fantasía.
Son tan ciertas sus palabras como cierta es la existencia de la hostilidad, la humillación y la desvergüenza.
Leamos pues, sus versos. Busquemos en nuestro entorno cada uno de los personajes que deambulan por estos poemas y preocupémonos, en definitiva, si nuestra mirada cobarde no los encuentra.

Silvia Delgado Fuentes
Euskal Herria, noviembre 2005

No hay comentarios:

Acerca de la autora

Acerca de la autora
Palacio de las Bellas Artes - México DF (2003)

Biobibliografía

Norma Segades Manias, Santa Fe, Argentina, 1945. Ha escrito *Más allá de las máscaras *El vuelo inhabitado *Mi voz a la deriva *Tiempo de duendes *El amor sin mordazas *Crónica de las huellas *Un muelle en la nostalgia *A espaldas del silencio *Desde otras voces *La memoria encendida * A solas con la sombra *Bitácora del viento *Historias para Tiago y *Pese a todo (CD) En 1999 la Fundación Reconocimiento, inspirada en la trayectoria de la Dra. Alicia Moreau de Justo, le otorgó diploma y medalla nombrándola Alicia por “su actitud de vida” y el Instituto Argentino de la Excelencia (IADE) le hizo entrega del Primer Premio Nacional a la Excelencia Humana por “su meritorio aporte a la cultura”. En el año 2005 fue nombrada Ciudadana Santafesina Destacada por el Honorable Concejo Municipal de la ciudad de Santa Fe “por su talentoso y valioso aporte al arte literario y periodismo cultural y por sus notables antecedentes como escritora en el ámbito local, nacional e internacional”. En 2007 el Poder Ejecutivo Municipal estimó oportuno "reconocer su labor literaria como relevante aporte a la cultura de la ciudad".

Datos personales